Opinión: Hatred y la hipocresía


La humanidad no deja de cambiar. Cada día nos encontramos con cambios que van desde lo estructural hasta lo cultural, haciendo que nuestra percepción del mundo cambie y que sea diferente a la anterior. Esos cambios vienen con rechazos incluidos, puesto que siempre habrá gente que no estará dispuesta a aceptarlos.


Hatred, ese lindo juego de vista isométrica tan cargado de violencia, ha sido acribillado por el simple hecho de que juguemos a matar gente por el simple hecho de que nos caen mal. Cosa que es verdad, puesto que el protagonista es un misántropo cansado de la humanidad y ha decidido llevar a cabo su cruzada genocida. ¡Venga coño, como los niños frustrados de USA! 

Yo tampoco

La gente no ha dudado en rechazarlo por esa simple faceta misantrópica, aun cuando la mayoría de juegos se basan en matar. Y hacen que sus mecánicas sean tan atractivas para hacerlo que es irresistible el matar. Y No me venga con el cuento de que hay un objetivo como salvar el mundo (Call of Duty), o de que somos mafiosos y que el objetivo narrativo no es matar gente (GTA), que esa historia de hipócritas no se las cree ni su abuela. La mayoría de los videojuegos que jugamos se basan en matar. Y si, entiendo que hay una historia o un objetivo, etc,  pero que a la larga viene siendo una excusa para hacerte creer que lo que haces está bien. Jejeje.
Voy a tomar a la saga GTA  como ejemplo. En GTA se nos plantean historias de mafiosos, thug niggas o de ladrones. El objetivo es el de siempre. Ganar mucho dinero a costa de cegar vidas. Rockstar tal vez te dirá que no, que GTA es una saga con protagonistas mafiosos o gánsters, pero que su objetivo no es cargarse a todos, puesto que tienen historias profundas que los hacen humanos. Y yo digo, ¿ah no, y porqué las mecánicas jugables nos dan la libertad de matar a todo civil que se nos ponga delante? ¿Por qué no bloquear esa opción como en Assassin’s Creed? En Assassin’s Creed no se nos permite matar a civiles, porque su historia está escrita así, y sus personajes no matan civiles por cuestiones de credo (a excepción de Rougue).
GTA V no es el único ejemplo, hay muchos más…

Si esto te ofende, es porque no prestas atención a tus juegos de acción.

Pues bien, Hatred plantea unas mecánicas concisas con su historia. Un tipo cansado de gente, que quiere matar gente. Y yo lo veo bien. Debe haber de todo en este mundo, y me alegra que por primera vez en el mundo de los vídeojuegos haya un juego donde el protagonista quiera matar gente. Y eso no nos hace malas personas, porque Hatred es un vídeojuego el cual busca entretenernos un rato; no es una herramienta de lavado de cerebro ni nada por el estilo, nada de lo que hacemos aquí es real.

Hatred no será un vídeojuego de éxito ni nada por el estilo, pero ha introducido algo nuevo, por lo menos en cuanto a nivel narrativo. Aunque lo que se nos cuenta es un desastre. El punto es que debemos dejar de jugar a los niños llorones. Que estos berrinches sólo hacen revelar lo inmaduro que aun es el medio, y con ese tipo de mentalidad no vamos avanzar mucho.

Esto ha sido una opinión corta. Lo sé, pero es que suele ser un vago de mierda y mis ideas están algo borrosas debido a problemas sentimentales…

En fin les dejó con un buen vídeo de reflexión del difunto George Carlin:





No hay comentarios.:

Publicar un comentario